top-arrow

Llama SFP a hacer del proceso

de entrega-recepción un ejercicio de rendición de cuentas

El pasado miércoles 13 de diciembre de 2017, en la Primera Reunión de Coordinadores Institucionales Responsables del proceso de entrega-recepción de los asuntos y recursos de la Administración Pública Federal (APF) celebrada en la Ciudad de México, la Titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Arely Gómez González, exhortó a que de frente a la transición gubernamental dicho proceso se constituya en un verdadero ejercicio de rendición de cuentas

Pidió dar a conocer a la sociedad información que le permita conocer el uso y destino que, como gobierno federal, se ha dado a los recursos públicos; así como el grado de cumplimiento y atención a los planes estratégicos.

“No basta con transparentar la información, es necesario hacerla entendible, cercana y replicable para la ciudadanía. Eso es rendir cuentas”, precisó.

Solo así podremos hacer de una política de apertura gubernamental, una efectiva garantía de combate a la corrupción, y de la consecución de los fines que debemos perseguir las instituciones gubernamentales, añadió.

Acompañada por los subsecretarios de SFP, Ana Laura Arratia Pineda y Eber Omar Betanzos Torres, reconoció que el Proceso de Entrega-Recepción reviste una notable complejidad técnica y operativa, por la diversidad de información con la que se cuenta, y la amplitud de los proyectos emprendidos por esta administración.

Por esta razón se estableció en los Lineamientos Generales, como una buena práctica, la formulación de cronogramas por parte de las dependencias de la APF; que serán integrados al Sistema de Entrega-Recepción y Rendición de Cuentas.

Además, explicó que se impulsaron otras acciones preparatorias y se creó una comisión interna de transición de entrega, para facilitar la entrega-recepción e identificar puntos de contacto en cada dependencia, entidad, empresa productiva del Estado y en la Procuraduría General de la República.

Ante el Secretario Técnico de Gabinete de la Presidencia de la República, Roberto Padilla Domínguez, y ante los coordinadores institucionales de 288 dependencias y entidades públicas federales –presentes y atendiendo el mensaje vía remota– la Titular de la SFP aclaró: “no podemos, ni debemos ver a este proceso, como una simple formalidad”.

Subrayó que la entrega-recepción de este gobierno se dará por primera vez con un orden jurídico, y con la integración de disposiciones normativas que en el pasado se encontraban dispersas.

El encargo del Presidente de la República es asegurar que el proceso se realice de manera ágil, ordenada, eficiente, transparente, confiable, oportuna y homogénea; que garantice la continuidad de asuntos, programas, proyectos y acciones de la gestión gubernamental; además de cumplir las recomendaciones pendientes de las entidades fiscalizadoras.

Para lograrlo, el Presidente depositó su confianza en la Secretaría de la Función Pública, con base en sus facultades y funciones; e instruyó a la dependencia a coordinar esta obligación administrativa, concluyó.

Por su parte, Padilla Domínguez explicó que la Secretaría Técnica de Gabinete, a su cargo, trabaja con más de 25 secretarías, dependencias y entidades de la APF en labores de coordinación, seguimiento y registro de los 266 compromisos establecidos por el gobierno del Presidente de la República antes del inicio de su gestión. Reportó que del total de los compromisos 98 están en proceso, 166 concluidos y 143 están certificados ante notario público.

Destacó que se trata obras de gran impacto y gran beneficio social, que además tienen un gran monto de inversión pública. Asimismo, reiteró la recomendación para que las dependencias de la APF realicen un proceso de entrega recepción ordenada.