top-arrow

Fundamental, reconocer a la integridad

como valor esencial de las labores del estado: SFP

El pasado viernes 08 de diciembre de 2017, en el marco del lanzamiento del Día por la Integridad celebrado en la Ciudad de México, la Titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), Arely Gómez González, aseveó que es un deber irrenunciable adoptar la integridad como un parámetro de corrección de nuestras acciones, en todos los momentos de nuestra labor como servidoras y servidores públicos, y como ciudadanos.

“La integridad es la base de una administración pública que actúa en congruencia con la defensa y fomento del Estado constitucional democrático de Derecho y, con ello, busca combatir la corrupción, no como una simple formalidad destinada al fracaso, sino como una obligación gubernamental primordial: la de cumplir y hacer cumplir la ley”, explicó.

En el marco de la Semana Anticorrupción de la SFP, exhortó a comisarios públicos y a titulares de los Órganos Internos de Control a incorporar este valor a sus funciones, adoptar el compromiso manifiesto por promoverla, difundirla e identificar en ella una guía el actuar público.

En la víspera del Día Internacional Contra la Corrupción 2017, llamó a que los días 9 de cada mes, durante el siguiente año, se conmemore el “Día por la Integridad”, y se promueva este valor en las dependencias de la Administración Pública Federal. Resulta fundamental reconocer este valor como esencial en el ejercicio de las labores del Estado, consideró.

A través del Coordinador General de Órganos de Vigilancia y Control, Christian Noé Ramírez Gutiérrez, entregó a servidoras y servidores públicos de la dependencia un distintivo que representa su compromiso con la integridad; e instruyó a los subsecretarios de la SFP para que fomenten con su personal la práctica de reconocernos como personas comprometidas con la integridad.

A través del Coordinador General de Órganos de Vigilancia y Control, Christian Noé Ramírez Gutiérrez, entregó a servidoras y servidores públicos de la dependencia un distintivo que representa su compromiso con la integridad; e instruyó a los subsecretarios de la SFP para que fomenten con su personal la práctica de reconocernos como personas comprometidas con la integridad.

Indicó que este compromiso debe incluir, colocar en el centro de las decisiones públicas a las personas y a sus derechos humanos, en condiciones de igualdad y no discriminación; fomentar la transparencia, por medio del respeto al principio de máxima publicidad; y ejercer los recursos públicos, materiales y económicos, tomando como brújula la efectividad y eficiencia.

En conclusión, cumplir y hacer cumplir la ley como condición para la recuperación de la confianza ciudadana en sus instituciones.

Reiteró la solicitud para difundir la integridad como un valor fundamental del servicio público, cada día 9 de mes, a fin de recordar la importancia de la acción colectiva en el combate a la corrupción. La integridad, señaló, se constituye con las acciones de cada uno de nosotros.

Al explicar el distintivo entregado a los servidores públicos, la Titular de la SFP dijo que el círculo es la figura idónea para representar las características de la conducta integra: Una figura sin puntos débiles, un todo que abarca los valores que rigen nuestra sociedad y la función del servidor público.

El director ejecutivo de Transparencia Mexicana, Eduardo Bohórquez López, destacó que como sociedad vamos asimilando que no hay corrupción gubernamental sin corrupción empresarial, y que las redes de corrupción incluyen a particulares como notarios, empresas fantasma, financieros, auditores, contadores, administradores, y no sólo servidores públicos.

“Estamos empezando a entender, evidencia en mano, qué es lo que no funciona y por qué no funciona. Y, sobre todo, cómo cambiar instituciones sin perder seguridad o certeza jurídica”, agregó. Como cualquier otro sistema operativo, dijo, los sistemas anticorrupción tienen que aprender de sus errores, ir corrigiendo en nuevas versiones lo que no funciona en las anteriores.

El secretario técnico de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), Ricardo Salgado Perrilliat, señaló a su vez que solamente trabajando de forma conjunta, coordinada y corresponsable, Gobierno y sociedad civil organizada, será posible generar e implementar políticas públicas efectivas para hacer frente al desafío de la corrupción.

“Un fenómeno como la corrupción no puede ser erradicado de un año a otro. La sanción ejemplar de algunos sujetos sirve para recuperar la confianza ciudadana pero no soluciona el problema de fondo. Para poder generar una estrategia de largo plazo, que permita la prevención y sanción de actos de corrupción, y en última instancia un cambio en la forma de pensar, es necesario trabajar de forma conjunta”, insistió.

Al lanzamiento del Día por la Integridad asistieron los subsecretarios de la Función Pública, Eber Omar Betanzos Torres; de Control y Auditoría de la Gestión Pública, Ana Laura Arratia Pineda; y de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas, José Gabriel Carreño Camacho; así como titulares de órganos internos de control, comisarios y titulares de unidad de la SFP.